Hipérico

El hipérico, también conocido como hierba de San Juan, es una planta con tantas propiedades que podemos nombrarla "regalo de la naturaleza".

 

Cicatriza las heridas incluso con ulceraciones internas y externas.

 

Actúa como anestésico en las quemaduras, y reduciendo el dolor y la inflamación, regenera los tejidos dañados.

 

Calma el dolor en casos de reumatismo, ciática y gota.

 

Se aplica sobre la piel en forma de aceite o ungüento. 

 

Se hace imprescindible en cualquier botiquín en cualquier hogar tener un producto a base de hipérico, pues alivia de forma rápida contusiones, golpes, rozaduras en la piel (incluso las producidas por el roce del calzado), quemaduras solares o por salpicadura de sustancias con exceso de calor, picaduras de insectos, hemorroides... y cualquier afección que curse dolor, inflamación y daño en la piel.

 

En Plantas con Alma elaboramos un ungüento a base de oleato de hipérico para administrar sobre la piel directamente que se extiende fácilmente calmando y regenerando la zona dañada.

 

Todos nuestros productos son elaborados en el momento de desear utilizarlos para garantizarnos frescura y la mínima pérdida de las propiedades de las plantas utilizadas. 

 

Utilizamos productos naturales y de alta calidad puesto que es para nuestro cuerpo y es lo primero que debemos mimar. El oleato está hecho a base de aceite de oliva virgen extra de primera extracción en frío y las sumidades floridas de hipérico recién cogidas.

 

https://plantasconalma.wixsite.com/plantasconalma

Cola de caballo

La cola de caballo es una planta primitiva que carece de flores y frutos. La parte utilizada de la planta es el tallo. Debe utilizarse seca.

Excelente planta para curar llagas y heridas en la piel. Puede llegar a frenar hemorragias y es un gran cicatrizante gracias al silicio y calcio contenidos ella. Favorece la producción de colágeno y la regeneración de las células de la piel, siendo un remedio natural para reducir cicatrices, marcas y arrugas. También tiene efectos potenciadores sobre uñas y cabello.

Posee propiedades depurativas. Ayuda a eliminar toxinas, bacterias y hongos. Todo ello la hace imprescindible para prevenir la aparición de granos, ezcemas y arrugas.

Por todo ello en cosmética se utiliza para elaborar cremas antiedad y champú anticaida y anticaspa.

Malva

De la malva se utilizan flores y hojas (si no están dañadas) que serán recogidas en primavera y verano.

Las flores deben secarse rápidamente y sin que las dé la luz para que conserven su intenso color malva.

Es una planta utilizada desde antiguo. Tanto los griegos como los romanos la tenían en gran estima por sus virtudes equilibradoras y benéficas.

Sus principales propiedades cosméticas son antiinflamatoria y calmante de todo tipo de erupciones. Calma picores y combate impurezas, acné, cuperosis y manchas oscuras producidas por el sol y el embarazo.

El mucílago de la malva puede evaporarse con el calor, por ello para hacer infusiones es preferible preparar una maceración de la planta en agua fría durante media hora y después colar.

En cosmética natural se puede utilizar en cremas, ungüentos y jabones. Su

efecto antiinflamatorio la hace ideal para cualquier afección que curse inflamación y picor. Mientras que su propiedad emoliente la hace insustituible en preparados aclaratorios de manchas solares.

La malva es una de esas plantas que nos ofrece la naturaleza para cuidar nuestras pequeñas afecciones y que abunda en nuestro país.

Lavanda

Existen tres clases de lavanda y las tres tienen las mismas propiedades curativas. 

De ella se aprovecha únicamente la flor.

Una de sus virtudes, utilizada ya desde antiguo, es la de antirreumática. Para ello se recomienda aplicarla en baños a base de lavanda.

Sus propiedades para uso externo son: cicatrizante, bactericida, insecticida y antivenenosa. Es muy utilizada como tónico para limpiar la piel en casos de acné, forúnculos, piel grasa y sucia...

Nuestras abuelas la metían en los armarios para evitar las polillas. Este es un uso muy sano pues evita la utilización de productos químicos en nuestros armarios.

En aceite esencial es uno de los más socorridos a la hora de añadir a nuestras cremas y jabones, puesto que no provoca reacciones alérgicas. En el caso de pieles sensibles es ideal.

Hiedra

De esta planta usamos únicamente las hojas, siempre frescas y su recolección puede ser en cualquier época del año.

Es una planta muy tóxica, pudiendo afectar seriamente el sistema nervioso, por lo que recomendamos usarla solo por vía externa. De esta manera no es perjudicial y podemos aprovechar sus propiedades febrífugas, sudoríficas y emolientes. Calma todo tipo de dolores, por lo que es un estupendo calmante natural.

La propiedad cosmética que nos resulta más útil es la de "quema grasa", lo que la hace ideal en tratamientos para combatir la celulitis. Puede ser utilizada en forma de tónico para aclarar manchas oscuras en la piel causadas por el sol. Una decocción de sus hojas aporta intensidad de color en los cabellos negros. 

Para una decocción se recomienda hervir durante unos minutos 30 gr de hojas frescas en 1 litro de agua. 

Romero

La mejor época para recoger esta planta es un primavera y otoño. 

Tiene muchos principios activos. Entre ellos, el más importante se encuentra en las flores y las sumidades floridas, que es en el que nos centramos principalmente.

Muy apreciado en herboristería como cosmético y antirreumático. Otra de sus propiedades más utilizadas es como antiséptico, llegando a desinfectar cualquier herida. Y a la vez es cicatrizante gracias a los taninos que contiene.

Es la planta por excelencia para tratar diferentes dolencias con ungüentos y cremas.

También lo utilizamos con frecuencia para elaborar champú puesto que tiene propiedades anticaída del cabello.

El romero es una de nuestras plantas amigas. 

Caléndula

De esta maravillosa planta encontramos dos variedades: una salvaje y otra cultivada. Las dos poseen los mismos principios activos.

Se utilizan solamente las flores. Deben recogerse cuando estén bien abiertas y sin humedad.

Para utilizarla debe estar completamente seca.

Destacan en ella virtudes cicatrizantes, antiinflamatorias, antisépticas, emolientes y suavizantes de la piel.

Se puede usar sobre heridas, llagas, callos, verrugas e inflamaciones cutáneas.

Obtenemos sus propiedades a través de infusión y de oleomacerado.

Muy valorada para realizar cremas y ungüentos.

© 2023 by Soft Aesthetics. Proudly created with Wix.com

plantasconalma@gmail.com
679468637/626587325
  • Instagram
  • w-facebook
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now